Imagen cabecera del museo.

BILYANA 1

Volver

El hallazgo del yacimiento de La Corona (Villena,Alicante) y su contribución a la investigación del Mesolítico Mediterráneo Peninsular.

Laura Hernández Alcaraz, Luz Pérez Amorós, Marco A. Esquembre Bebia, Javier Fernández López de Pablo, José Ramón Ortega,J.Dios Boronat Soler, Jorge A. Soler

Las prospecciones arqueológicas realizadas por el Museo Arqueológico de Villena en 2006 propiciaron el descubrimiento de La Corona (Villena), uno de los yacimientos más significativos del término municipal. Años después, las obras de infraestructura del tren AVE alertaron sobre la necesidad de excavar un lugar cuyos materiales de superficie corroboraban una ocupación en diferentes periodos: la Preshistoria, la Época Ibérica y la Edad Media. Los resultados de las excavaciones arqueológicas constituyen un gran avance en la investigación sobre los asentamientos prehistóricos del término, ya que, muestran por primera vez en el territorio estructuras de hábitat mesolíticas y eneolíticas, así como, dos enterramientos junto a ellas que han proporcionado las cronologías absolutas más antiguas dentro de los contextos funerarios de la zona.

En la actualidad es bien patente el gran interés que la sociedad muestra por aquellos elementos que constituyen sus bienes culturales, un patrimonio constituido tanto por objetos materiales, como cuadros, esculturas, restos arqueológicos, edificios de interés histórico como por peculiaridades inmateriales, como el folklore, el dialecto, etc. Este interés social dimana de una doble vertiente. Por una parte, la sociedad y cada uno de sus integrantes valora el uso y disfrute de ese patrimonio, convenientemente regulado por la ley y custodiado por instituciones adecuadas. Por otro lado, se siente la necesidad de conservar el patrimonio para que constituya un creciente legado para las generaciones futuras.


Resulta cada vez más evidente la importancia económica y social del patrimonio de nuestras tierras como base y motor de desarrollo y crecimiento. Las aportaciones de este patrimonio se observan en sectores económicos tan importantes como el turismo y el urbanismo, así como de forma complementaria en educación, cultura e innovación. También aporta otras ventajas laborales y sociales, puesto que se trata de un sector que genera bienes muebles tangibles -los propios objetos- y otros añadidos, como pueden se la alta cualificación y la formación.


Actualmente, estos avances se observan ya de forma clara, tanto en los recursos que se emplean, como en los equipos y personas que intervienen que pueden ser de carácter público -administración-, como privados -empresas o autónomos-. La Corona es un ejemplo de prevención, intervención, excavación, rescate, estudio, investigación y divulgación. En el proceso han intervenido tanto las administraciones autonómica y local, en labores de gestión y localización del yacimiento, como la iniciativa privada en la ejecución de los trabajos y el posterior estudio e investigación de los resultados.